¿Qué tal?
Hoy os quiero enseñar dos cosas: La primera son los camafeos de arcilla polimérica terminados, con los diseños las muñecas que puse ayer, en distintos colores. Son un poco vintage porque los he envejecido con tintas y cera y talco. También he envejecido los bordes de las imágenes para que quedaran con un toque más antiguo. A mí me gusta mucho el resultado. Ya he decidido (¡¡por fin!!!) que algunos van a ser colgantes y otros van a ser broches. ¡Espero que os gusten!

Por otro lado, hoy también quería contaros que esta afición a los crafts no me viene así por generación espontánea, sino que viene de familia. A mi madre también le encantan las manualidades y desde pequeña me ha enseñado que las cosas no tienen por qué ser iguales, que uno puede hacerse sus propios juegos o juguetes originales. Así que desde que era muy niña, me acuerdo de estar fabricando mis propias cartas de cambiar con sellos o flores, dibujando mis propios recortables, o haciendo coches de carreras con cajas de cartón, mientras mi madre pintaba sus figuritas de belenes, decoraba bandejas con pan de oro o creaba sus muñecas de papel maché.
Aquí os enseño las muñecas que cose ahora, tipo Tilda. Estas son las que me ha regalado. Una buena colección, ¿eh? 

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest