Hace poco fue el cumpleaños de una amiga mía que es una apasionada de la fotografía. Por eso pensé que le haría ilusión tener un mini-colgante para el móvil en forma de cámara Diana F+, ya sabéis, esas cámaras de plástico, que son tan retro que resultan irresistibles, y cuyos colores en las fotos después son mágicos y vibrantes. Por su cara de sorpresa al recibirlo, yo creo que le gustó.

La cámara es más bien chiquitita para que pueda colgarse del móvil sin que pese, y la hice con arcilla polimérica. Yo usé Fimo Soft en este caso. Pero hay muchas marcas en el mercado para probar. Es muy sencilla de hacer y además es divertido jugar con la arcilla polimérica. Este tipo de arcillas es muy útil para hacer regalos originales, porque aunque primero parece plastilina de juguete, en realidad es muy moldeable y cuando se mete al horno se endurece y se queda como plástico. Es ideal para hacer abalorios, botones, y cositas pequeñas de adorno, por ejemplo.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest